ISO/IEC/IEEE 29119 – Pruebas de Software

La ISO/IEC/IEEE 29119 consta de las siguientes normas, bajo el título general Ingeniería de Software y Sistemas – Pruebas de Software: Parte 1 – Conceptos y definiciones; Parte 2 – Procesos de prueba; Parte 3 – Documentación de prueba; Parte 4 – Técnicas de prueba; Parte 5 – Prueba dirigida por palabra clave.

El objetivo de la serie de normas ISO/IEC/IEEE 29119 es proporcionar un conjunto de Normas Internacionalmente que puedan ser utilizadas por una organización cuando realice cualquier tipo de prueba de software.

En general, se acepta que no es posible crear un software perfecto. Por lo tanto, es necesario probar el software antes que se libere para su uso con el objetivo de reducir los riesgos de errores que se comenten en la producción y tienen un impacto negativo en cuando se utiliza. Igualmente es necesario garantizar que las pruebas se realicen bien.

Las pruebas dinámicas son necesarias, pero no suficientes para proporcionar una seguridad razonable de que el software funcionará según lo previsto. Las actividades adicionales de pruebas estáticas, como las revisiones por pares y el análisis estático, se deben realizar en combinación con actividades de pruebas dinámicas efectivas.

Los objetivos principales de las pruebas son: proporcionar información sobre la calidad del elemento de prueba y cualquier riesgo residual en relación con la cantidad de elementos de prueba que se han probado; para encontrar defectos en el elemento de prueba antes de su liberación para su uso; y para mitigar los riesgos para las partes interesadas de la mala calidad del producto.

Las pruebas de software deben centrarse en proporcionar información sobre un producto de software y encontrar tantos defectos como sea posible, tan pronto como sea posible en el proceso de desarrollo, bajo determinadas restricciones de costos y cronograma.

Las pruebas de software están estrechamente relacionadas con las características de la calidad (NC ISO/IEC 25010). Cada tipo de prueba se dirige a una característica de calidad particular (Ver figura 1).

Figura 1: Relación entre los subproceso de prueba genéricos, los niveles y los tipos de prueba.

Esta norma utiliza un modelo de proceso de tres capas, que se describe detalladamente en la ISO/IEC/IEEE 29119-2 (Ver figura 2). El modelo de proceso comienza con una capa organizacional que gestiona especificaciones de prueba de alto nivel, como la Política de prueba de la organización y la Estrategia de prueba de la organización. La capa intermedia se mueve hacia la gestión de pruebas (gestión de proyectos de prueba, gestión de fases de prueba, gestión de tipos de prueba), mientras que la capa inferior define una serie de procesos de prueba utilizados para las pruebas dinámicas.

Figura 2: El modelo multicapa que muestra todos los procesos de prueba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *