La gestión de portafolio según las ISO/IEC/IEEE 15288:2015 y 12207:2017

La ISO/IEC/IEEE 15288:2015 y la ISO/IEC/IEEE 12207:2017 establecen un marco común de descripciones de procesos para determinar el ciclo de vida de los sistemas creados por el hombre y los productos de software, respectivamente. Ambas Normas Internacionales describen el proceso Gestión de Portafolio.

El propósito del proceso de Gestión de Portafolio es iniciar y mantener proyectos necesarios, suficientes y adecuados para cumplir los objetivos estratégicos de la organización.

Este proceso compromete la adecuada inversión de fondos y recursos de la organización, así como las aprobaciones que las autoridades necesitan para establecer los proyectos seleccionados. Realiza una evaluación continua de los proyectos para confirmar que justifican una inversión continua, o pueden ser redireccionados para justificarla.

Para los productos de software, la gestión de portafolio también generalmente se refiere a la dirección de una línea de productos (la carpeta de activos, productos y sistemas de permiso, o catálogo de servicio) para cumplir las necesidades y objetivos organizativos o del cliente y apoyar los cambios de la tecnología. La dirección de activos es lograda a través de la dirección de proyectos.

Como resultado de la implementación exitosa del proceso de Gestión de Portafolio:

  1. Se calificaron y priorizaron las oportunidades de negocio, inversiones o necesidades empresariales.
  2. Se identificaron los proyectos.
  3. Se asignaron los recursos y presupuestos para cada proyecto.
  4. Se definieron las obligaciones, responsabilidades y autoridades de la gestión de proyecto.
  5. Se mantuvieron los proyectos que cumplen el acuerdo y los requisitos de las partes interesadas.
  6. Se redireccionaron o cancelaron los proyectos que no cumplen con los acuerdos o con los requisitos de las partes interesadas.
  7. Se cerraron los proyectos que han completado los acuerdos y los requisitos de las partes interesadas.

Las actividades propuestas por las normas a ejecutarse como parte del proceso Gestión de Portafolio son:

Definir y autorizar proyectos.

Para darle cumplimiento a esta actividad se ejecutan las tareas: 1) Identificar nuevas potencialidades o modificar capacidades o misiones; 2) Priorizar, seleccionar y establecer nuevas oportunidades de negocios o emprendimientos; 3) Definir proyectos, responsabilidades y autoridades; 4) Identificar las metas, los objetivos y resultados esperados de cada proyecto; 5) Identificar y asignar recursos para el logro de las metas y los objetivos del proyecto; 6) Identificar las interfaces y dependencias de múltiples proyectos para ser gestionados o apoyados por cada proyecto; 7) Especificar los requisitos de informe del proyecto y revisar los hitos que rigen la ejecución de cada proyecto; y 8) Autorizar cada proyecto para comenzar la ejecución de los planes del proyecto.

Evaluar el portafolio de proyectos.

Para darle cumplimiento a esta actividad se ejecutan las tareas: 1) Evaluar proyectos para confirmar la viabilidad continua; y 2) Actuar para continuar o redirigir proyectos que progresan satisfactoriamente o que se puede esperar que progresen satisfactoriamente mediante una redirección apropiada.

Terminar proyectos.

Para darle cumplimiento a esta actividad se ejecutan las tareas: 1) Cuando los acuerdos lo permitan, actuar para cancelar o suspender proyectos cuyas desventajas o riesgos para la organización superan los beneficios de las inversiones continuas; 2) Actuar para cerrar los proyectos después de la finalización del acuerdo de productos y servicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *